Las otras acusaciones más graves…


Y peor aún, con otra denuncia que soltó antes de irse del país: Hay periodistas comprados por SaludCoop y otros que decidieron tomar partida contra ella, como el columnista de El Espectador Ramiro Bejarano (foto). Morelli le exigió a Bejarano que le contara a la opinión pública, que él se sintió herido porque la Contraloría investigaba a Cerromatoso, empresa en la cual trabaja como abogada la esposa del columnista. Bejarano defiende lo suyo, su esposa, aunque no le importen los atracados usuarios de SaludCoop.

Pero tal vez hubo otro proceso que le acabó de llenar la gota al Fiscal de bolsillo de SaludCoop. Otra investigación de la Contraloría por el desvío de $300 mil millones de recursos de la salud, destinados a jeringas, sueros, prótesis, trasplantes, pero que se fueron a inversiones al exterior distintas a la salud, honorarios cuantiosos a abogados para anular fallos de la Contraloría, o para tumbar el que le permitió al Estado recuperar 1.4 billones de pesos. El Fiscal se sintió desafiado y con ese poder…

Foto tomada de http://www.fotosimagenes.org/

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: