Cómo fue la salida de Juan Manuel Lillo


Cuando el ahora extécnico del Nacional Juan Manuel Lillo salió a la rueda de prensa acompañado de varios jugadores, en señal de respaldo a su trabajo, en las tribunas del Atanasio Girardot no cesaban los cánticos de las barras pidiéndole su renuncia. En ese momento los conceptos de los directivos estaban divididos. Les gustaba el trabajo de Lillo, pero no les cuadraban las taquillas. Desde que asumió el cargo el promedio de asistencia al estadio cayó de 35 mil aficionados a 15 mil. Y eso en plata suma…

El trabajo de la semana gustaba. La camaradería con los jugadores y el buen ambiente laboral.

Pero dos días después el mismo Lillo, acostumbrado a los estadios, comenzó a considerar que no había  ambiente para seguir. Y renunció.

Lillo en Europa es un hombre muy respetado. El Reverbero de Juan Paz conoció que Lillo es un hombre de teléfono directo con los mejores técnicos del mundo como Pep Guardiola, con quien dialogaba con frecuencia.

Este es el balance de Juan Manuel Lillo como técnico:

Lillo con Salmanca de España fue despedido cuando el equipo descendió terminando 11 puntos abajo del puesto 21.

En el real Oviedo lo echaron por malos resultados.

Del Tenerife lo echaron por malos resultados.

Del Zaragoza lo echaron a los 3 meses por malos resultados.

En el ciudad de Murcia de Segunda división descendió.

En México dirigió a dorados de Sinaloa y el equipo descendió.

Del Almería de España lo echaron y el equipo también descendió.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: