El presagio de Pablo Escobar evocado 24 años después de su muerte


El Nuevo Herald. AFP. Medellín, Colombia

Pablo Escobar había dicho a su familia que los mafiosos morían jóvenes y nunca por causas naturales: el capo colombiano tenía 44 años cuando cayó en un operativo policial en diciembre de 1993 y en la fecha su hermana invoca perdón ante su tumba.

En el aniversario de la muerte de uno de los narcotraficantes más poderosos, ricos y sanguinarios de la historia, Luz María Escobar recuerda la premonitoria advertencia y cómo fueron las horas que siguieron a la acción policial que terminó con dos cuerpos, uno de ellos, de barba espesa y con la barriga desnuda, el del capo, sobre un tejado de Medellín.

“Eran tiempos difíciles para la familia, pues había aparecido la organización Los Pepes, y ellos ya no estaban persiguiendo a Pablo sino a toda la familia para matarla”, señala la mujer de 62 años. (Lea el informe).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: