El duro paso de la paz por el Congreso


 Verdaadabierta.

Durante el año que duró el Fast Track, el Legislativo aprobó diez normas. El último tramo fue cuestionado por los cambios que sufrió la Jurisdicción Especial para la Paz, el hundimiento de la Reforma Política y el limbo en el que quedaron las Circunscripciones Especiales de Paz con las que se pretende garantizar la representación de las víctimas. 

Esta semana, la última del procedimiento especial de Fast Track, terminó de ahogar las expectativas de las organizaciones de víctimas y defensoras de derechos humanos, de un lado, y del gobierno nacional y la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), por otro, de que el Congreso de la República convertiría en normas los elementos centrales del Acuerdo Final para la terminación del conflicto que las partes firmaron en Bogotá el 24 noviembre de 2016. (Lea el análisis).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: