Pedagogía para la paz: Campañas coherentes


Por: Orlando Arenas Tamayo (foto)

No me gusta referirme a las campañas para despotricar de sus propuestas, en medio del respeto que profeso por la libertad de expresión en un país, base fundamental del mantenimiento de la democracia en los pueblos civilistas, pero me parece que hay que pedirles a todos, coherencia entre sus discursos y sus praxis, para que  pueda deducirse si lo que se hace es apenas la consecuencia de lo que se dice y si se ajusta en un todo a la manera de ver el mundo y a sus convicciones.
Cuando veo a amigos de una u otra propuesta, descalificar con insultos a una tendencia opuesta, me parece que falta tolerancia porque la tarea de los militantes es defender sus convicciones y plataformas, no criticar las otras.
Pero hay que señalar las contradicciones de quienes , en nombre de la moral, salen a proclamar sus propuestas, defendiéndolas como exclusivas y señalando a los contrarios como corruptos porque, de esta manera, se pisotean los derechos de los demás  al buen nombre y puede dar lugar a demandas contra las acusaciones sin piso jurídico.
Por todo lo anterior, no critico la Alianza de Sergio Fajardo, Claudia López y Jorge Robledo para definir un candidato presidencial y que la llamen como quieran hacerlo, pero decir que dicha alianza es contra la corrupción es desconocer que Fajardo tiene muchísimas investigaciones por actos administrativos durante su alcaldía y durante su gobernación, que duermen el sueño de la impunidad desde hace años. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: