La Vieja Escuela Fenece y También su Currículo


Enrique E. Batista J., Ph. D. (foto).

El currículo ha fracasado y es hoy un factor que afecta la calidad, oportunidad y pertinencia de la educación. A la muerte del currículo tenemos que celebrar el triunfo de la inteligencia, esa que en todas las clases sociales y en todas las escuelas abunda, como siempre con orgullo lo hemos reconocido padres y maestros.

El currículo (curriculum, en su escritura latina) es una expresión usada por primera vez por el profesor de la Universidad de París Pierre de la Raméeen una obra póstuma por allá en 1576. Fue él un precursor de la Ilustración en Francia que buscó librar a la formación escolar del dogmatismo medioeval, asumiendo una postura anti aristotélica y contra la Escolástica que con la fe avasallaba la razón. Por haber adjurado a la fe católica y abrazar el calvinismo se ha afirmado que el currículo se creó por la necesidad de poner orden en la educación de niños y jóvenes. Una concepción calvinista clara. Debido a que los alumnos gastaban muchos años para aprender muy poco, propuso una formación escolar más humanista y eficiente y, a la vez, favorecer a los menos pudientes. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: