La Corte le ganó al Gobierno y recuperó su autoridad


El país se sorprendió la semana pasada, cuando el senador Bernardo “Ñoño” Elías divulgó un documento en el cual revelaba que había sido trasladado el pabellón de alta seguridad de La Picota, por orden de la Presidencia de la República y del Ministerio de Justicia. El ministro Enrique Gil Botero les dijo a los medios que lo había ordenado por la seguridad del detenido y luego se dijo que se hizo porque se había producido una pelea entre el “Ñoño” Elías y el exsenador Otto Bula, lo cual fue desmentido por ambos.

Lo cierto es que en los medios periodísticos y en los círculos políticos este traslado se interpretó como una presión de la Presidencia y del ministerio de Justicia sobre el “Ñoño” Elías, quien había anunciado que le iba a contar la verdad a la justicia sobre el ingreso de dineros de Odebrecht a las campañas presidenciales de Santos, como en efecto lo hizo.

El miércoles de esta semana, la Corte Suprema de Justicia le envió una carta al Inpec pidiéndole explicaciones, y que respondiera quién dio la orden de trasladar al detenido. El Inpec no ofreció explicación alguna, pero regresó al “Ñoño” Elías al pabellón ERE Sur de servidores públicos.

La Corte Suprema de Justicia recuperó su autonomía y no se dejó “pordebajiar” del presidente Santos y del ministro de Justicia Enrique Gil Botero.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: