El Contraplano: Las citas de los expresidentes con la Parca


Por Orlando Cadavid Correa (foto)

(ocadavidcorrea@gmail.com)

De los expresidentes que se han ido al vecindario de los párpados cerrados, a responder por lo que hicieron o dejaron de hacer a su paso por las alturas del poder, el que murió de menos edad que sus pares fue el boyacense Enrique Olaya Herrera, quien expiró a los 57 años, en Roma, cuando oficiaba  como embajador ante el gobierno de Italia, donde acariciaba el sueño de regresar en busca de una reelección que frustró La Pelona.

Antes había fallecido, en 1929, en la misma ciudad eterna, el también ex presidente José Vicente Concha Ferreira, a los 62 años, embajador de Colombia. Bogotano raizal, su único hijo varón, monseñor Luis Concha Córdoba, fue arzobispo de Manizales, primero, y luego el segundo cardenal de nuestro país.

Otro expresidente que falleció mientras desempeñaba funciones diplomáticas en Europa fue el tolimense Alfonso López Pumarejo, quien dejó de existir en Londres, a los 73 años,  siendo embajador ante el Reino Unido. Tuvo dos mandatos: exitoso el primero, sombrío, amargo e inconcluso el  segundo, con renuncia incluida en favor de su alter ego, el joven periodista y político bogotano  Alberto Lleras Camargo. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: