Diatribas contra el japiberdi y el Himno Nacional


Por Oscar Domínguez G. (foto)

Agradezco positivamente a quienes han cometido el acto de barbarie de alegrarse por el hecho de que me he vuelto un año más viejo. En reciprocidad van dos diatribas…

Diatribas contra el Japiberdi y contra el Himno nacional

Pocas cosas nivelan tanto a la humanidad por lo bajo como el canto del happy birthday to you, el estridente estribillo que entró al español por la puerta falsa con el alias de japiberdi.
De lo peorcito de los cumpleaños es el instante en que arranca esa babel de voces que se atropellan para felicitar, desafinando. Unos arrancan por fa, otros por do, re, mí. Sin saberlo, los hay que terminan por sí o sol.
Nada que ver con el sensual happy birthday, Mr. President, que le cantó Marilyn Monroe, el stradivarius del sexo, (el piropo es de los japoneses) a John Kennedy en la Casa Blanca.
El japiberdi es la canción (¿) más conocida y la más ultrajada. Todos nos sentimos con licencia para inventarle algo mientras la desentonamos. Nunca la cantamos igual. Los hay que llaman al homenajeado por su primer nombre, otros por el segundo, no pocos por los dos. O por su alias.
Hay generosos que le desean al agasajado que viva feliz hasta el año 3 mil. ¡O hasta el 10 mil!, como si el palo de la vida estuviera para cucharas… (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: