Una semana de pasión para Santos en la mitad de agosto


  • El golpe más duro, la detención de su mayor aliado electoral, Bernardo el “Ñoño” Elías.
  • Se le cayeron los nombramientos en Bienestar Familiar, Findeter y el Icfes. Todo le salió mal…
  • Los deportistas se le vinieron encima por el recorte en el presupuesto.

Los presagios de unos días mejores para el presidente Santos, por la forma como le fue en los grandes medios en esta nueva campaña de maquillar su imagen para mejorar su favorabilidad, comenzaron a convertirse en unos negros nubarrones de impredecibles consecuencias.

El desfile de Santos por los grandes medios escritos, de la radio y de la televisión tenía un objetivo claro: Vender todo lo bueno de su Gobierno, y pasar por encima de lo malo.

En la mayoría de esas entrevistas al presidente no le cuestionaron temas calientes, de esos que le queman la imagen, como por ejemplo el decretico 903 que les protegerá las fortunas a las Farc; los niños de la guerra que no aparecen; el engaño a los pensionados; el asalto al bolsillo de los colombianos con la reforma tributaria; el golpe tremendo a los deportistas con la rebajona en el presupuesto, y ni qué decir la noticia de la detención esta mañana de su mayor socio electoral Bernardo el “Ñoño” Elías, clave en la campaña para su reelección.

Comentan en la baranda judicial de alto turmequé en Bogotá, que se vienen varias detenciones más de otros congresistas enredados en el escándalo de Odebrecht.

El otro golpe duro para Santos, es que se le cayeron tres nombramientos, como se desgrana una mazorca: Tuvo que reversar el nombramiento de Juan Carlos López en Bienestar Familiar, el de Carlos Eduardo Correa en Findeter y el de Jorge Eliécer Lara en el Icfes, en remplazo de Jimena Dueñas Herrera.

¿Mal asesorado? ¿Qué pasó?

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: