Oscar Lizcano está reticente en regresar al Congreso


También se ha dicho que Mauricio le solicitó a su progenitor, Óscar Lizcano (foto), que encabece Senado. No le suena mucho la idea a su padre que está pensionado y anda muy metido en el negocio de las motos, pues su familia es la principal distribuidora de Yamaha en el Urabá Antioqueño con ramificaciones en Manizales, Pereira e Ibagué. También anda demasiado entretenido con un doctorado en filosofía en España después de que coronó su Magíster en la misma rama en la Universidad de Caldas. Sus amigos le han aconsejado que “no se joda más la vida” y que descanse que ya ha quemado muchas etapas. Lo que pasa y como dice el senador Roberto Gerlein, la política es una enfermedad. Eje 21.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: