El Peligro de un culebrero


Por: Orlando Arenas Tamayo. (foto)

Sergio Fajardo, como candidato a la gobernación de Antioquia, esgrimió  la consigna de “Antioquia, la más educada” para ganar el respaldo de la opinión a la que engañó, pues la educación salió rajada en todas las mediciones hechas durante su gestión, con pésimos niveles y  la propuesta de los llamados parques educativos, dejó unos cuarenta y pico edificios con ese nombre en  algunos municipios pero sin plataformas tecnológicas  para  elevar la calidad de la educación y muchos de ellos hoy ocupados para oficinas administrativas de  este servicio.

El señor Fajardo  no debe salir ahora  con el cuento de la educación como programa bandera para aspirar a la presidencia, porque sería un acto de cinismo, ni argumentar que en Colombia no se pierde un peso, indiciando que el país  vivirá un calvario similar al que vivió Antioquia bajo su gobernación  cuando, no perdimos la categoría, porque el doctor Luis Pérez debió ajustarse el cinturón para evitar esta descalificación del departamento, debido a la gestión de su antecesor. Mucho menos debe salir a proponer la construcción de bibliotecas porque ya sabemos cómo es la historia de descalabros de la Biblioteca España en las comunas de Medellín y sería prevalerse del desconocimiento popular sobre sus pilatunas,  para ganar respaldo. (Lea la columna).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: