El aplausómetro militar


El viernes de la semana pasada se cumplió un acto de grados en la Escuela Militar de Cadetes en Bogotá. El teatro estaba repleto hasta las banderas de altos oficiales del Ejército. Mucha charretera de coroneles y generales. Uno de los generales le comentó a El Reverbero de Juan Paz, con cierta ironía, que la temperatura de la tensión y el descontento de los militares con el Gobierno se podían medir con un termómetro. Se notaba el nerviosismo, inclusive entre quienes presidían la mesa: El presidente Santos, Humberto De la Calle, jefe negociador en La Habana, y el general ® Jorge Mora Rangel, el vocero de las FF.MM. en Cuba.

Primero habló el presidente Santos y luego de explicar cómo avanzan las conversaciones en La Habana, terminó diciendo con tono enérgico que él es el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas: – “Aquí mando yo…” De 200 altos oficiales presentes lo aplaudieron diez. Luego intervino Humberto De la Calle Lombana, quien fue un poco más explícito en el tema de los diálogos de paz. Lo aplaudieron veinte de los presentes, “y se notaba que por cumplir…” Y finalmente expuso el general ® Jorge Mora Rangel. Cuando finalizó, el respetable vestido de verde se puso de pies y lo aplaudió durante dos minutos con muchas ganas, casi que con rabia. Sin comentarios.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: