Eln: entre la espada y la coca


El columnista Jaime Jaramillo Panesso (foto) ofrece un análisis sobre la guerrilla del ELN, y lo que implica para ella y para el país un eventual proceso de paz. Un análisis descarnado y realista. Sin maquillajes.

“Hace cincuenta años era Presidente de Colombia, Guillermo León Valencia. Con motivo del año nuevo dijo que la paz era su regalo para los colombianos. Durante su mandato, según el editorialista de un periódico local, “se han extinguido las cuadrillas que quedaban en algunas regiones y operaban exterminando campesinos. Solo quedan restos de bandas que no están en capacidad de producir mayores desastres y que terminarán por caer en manos de la Fuerza Pública”. Hace veinticinco años, el mismo periódico, titulaba: “Feliz 1991. Que llegue la paz”. (Lea la columna completa).

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: