Antioquia puede perder su categoría


“Queremos lanzar una advertencia a la opinión pública, porque el Gobernador Luis Pérez dijo que recibió un Departamento casi en bancarrota y hoy cuando descubrimos que el hueco fiscal es de 320.000 millones de pesos le damos mayor fuerza a esa aseveración”, así saludó Adolfo León Palacio (foto), el Secretario de Hacienda, a los periodistas en la rueda de prensa de este martes, para desnudarles la cruda situación económica del Departamento.

Según esa cifra y la consecuente disminución en los ingresos corrientes, el Departamento ha infringido la ley 617, por lo cual “podría perder su categoría de “Departamento especial” y bajar a la categoría 1, con la consecuente disminución en las transferencias de la Nación, en la calificación ante los bancos y en la cofinanciación de proyectos con el Gobierno colombiano”.

Es la primera vez que el Departamento se ve al borde de perder su categoría. La baja de ingresos corrientes afectaría también las transferencias que se reciben para salud y también traería una baja en los salarios de todos los funcionarios de la Gobernación y en las transferencias a la Asamblea, Contraloría y otros organismos.

Adolfo León Palacio hizo otra advertencia sobre la deuda pública, que, como se sabe, pasó de 600 mil millones de pesos en el año 2011, a más de 1 billón 400 mil millones de pesos. Un poco más de 400.000 millones de pesos corresponden a deuda en moneda extranjera que se quintuplicó por la devaluación y para la cual no se aplicaron mecanismos de cobertura como son usuales en el sector público. Una sencilla, aunque grandiosa imprevisión. La restructuración que hizo Fajardo con Bancolombia aplica desde este 2016, con otro agravante: El Departamento tiene copada su capacidad de endeudamiento.

“Ya el gobierno anterior agotó gran parte de la capacidad para renegociar la deuda y de ese proceso hizo parte Bancolombia, además se renegociaron los plazos de pago, de tal forma que si nosotros vemos el plan de inversiones del Departamento, ese plan contempla que la deuda comienza a pagarse en gran medida en este año 2016. Tendríamos entonces que reacudir a la banca para esos temas de renegociación”, concluyó Palacio.

¿Cómo la ven?

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: