Más claro no canta un gallo


El Reverbero de Juan Paz hace énfasis en este asunto, uno de los más graves revelados hasta el momento, a punto de terminar la administración del gobernador Fajardo (foto). Sobre todo por el afán de firmar ese contrato a tan solo quince días de entregar el cargo. Eso demuestra las presiones que hay de por medio, con tanto dinero en juego. Y la reacción del gobernador electo de no dejarse meter ese gol, pase lo que pase… 

Al respecto el diputado Jorge Gómez Gallego le hizo a El Reverbero de Juan Paz el siguiente análisis: “El convenio interadministrativo marco # 2014-AS-20-037, suscrito por la ANI, el Invías, el Ministerio de Transporte, el Departamento de Antioquia y la Alcaldía de Medellín, faculta a la Gobernación para contratar la construcción del túnel, la interventoría, la fiducia y la gerencia del proyecto. Esta decisión corresponde seguramente al hecho de que Antioquia es la entidad que más aporta para la construcción de esa porción de las Autopistas de La Prosperidad que no se concesionará en virtud de que no es rentable para un privado”.

 

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: