El amigo no pone en aprietos al amigo…


Produjo revuelo en el ámbito empresarial y en los círculos políticos la decisión del alcalde electo, Federico Gutiérrez, de incluir en la comisión de empalme de EPM a los exgerentes Federico Retrepo y Juan Felipe Gaviria Gutiérrez (foto), aunque más al segundo por claras inhabilidades éticas, debido a su tradicional y casi familiar relación con la firma Conconcreto, la principal contratista de la central hidroeléctrica más grande de Colombia, Hidroituango. La nota de El Reverbero de Juan Paz, en la cual se reveló que Conconcreto financió la campaña de Fajardo a la Alcaldía, y luego este nombró en EPM a Juan Felipe Gaviria para que le adjudicara a esta firma Porce III, pese a estar en la Ley de Quiebras, ha sido comentada profusamente en almuerzos y reuniones públicas y privadas. 

Las raíces entre Gaviria y Conconcreto no son nuevas. En el mundo empresarial son muy conocidas. A El Reverbero de Juan Paz le ha llegado sólida documentación sobre los beneficios mutuos de esta prolífica relación. Eso no es un pecado. Pero en el sagrado espectro de la ética y de la transparencia existe una palabra que se llama inhabilidad. Curioso sí, que Gaviria hubiera irrigado favorabilidades hacia Conconcreto desde sus cargos públicos, como cuando fue gerente de EPM. Y ahora acepte integrar esta comisión de empalme, en la que Hidroituango tendrá que ser tema de análisis. Y con Conconcreto de por medio. Un observador comentó: – “Juan Felipe no debería poner en apuros al alcalde, su amigo… Le queda más elegante y decente renunciar”. 

Más adelante vendrán más detalles, para que vean que sí hay cosas increíbles… ¡Inhabilidades por montones!

 

compartelo

One thought on “El amigo no pone en aprietos al amigo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: