Guerra Hoyos le gana otro pleito a Ramos Corena


La procuradora Regional de Antioquia, María Stela Cuadros Chaín, ordenó la terminación de la actuación disciplinaria y el archivo definitivo de las diligencias adelantadas contra el concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos (foto) por parte del falso cirujano plástico Carlos Alberto Ramos Corena. Ramos Corena se había quejado ante la Procuraduría por actuaciones del concejal que presuntamente atentaban contra su buen nombre, honra, dignidad humana, trabajo e integridad física. La Procuraduría, en cuanto a las pruebas requeridas, encontró los siguientes hechos:

  • El Secretario Ejecutivo de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, informó mediante comunicación del 30 de septiembre de 2013 que “el doctor Carlos Alberto Ramos Corena, no es miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva”.
  • En certificación de la Universidad Pontificia Bolivariana consta que Carlos Alberto Ramos Corena no es egresado de la especialidad en cirugía plástica, tal y como él se ha presentado ante la sociedad.
  • En audio aportado en la sesión de la Comisión Accidental del 21 de agosto de 2013, la Dirección Seccional de Fiscalías de Medellín señaló que Carlos Alberto Ramos Corena es un objetivo de alto valor estratégico para esa institución.
  • La Secretaría Seccional de Salud de Antioquia informó: “al respecto adjunto copia de la habilitación del doctor Carlos Alberto Ramos Corena, ante la Dirección de Calidad y Red de Servicios de la Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia, en la que consta que ha habilitado: Centro de servicios de estética y sala general de procedimientos menores. No tiene inscrito el servicio de cirugía plástica”.

En uno de los apartes del fallo, la Procuraduría señaló: “A pesar de las afirmaciones realizadas por el quejoso (Carlos Alberto Ramos Corena) no se encontró prueba suficiente que evidenciara situación contraria a la realidad, ya que dichas circunstancias deben ser analizadas para las circunstancias de tiempo, modo y lugar. Además hay que considerar que este despacho tiene conocimiento que en contra del quejoso se venía adelantando un proceso penal por las mismas causas, e incluso existen al parecer situaciones que han colocado en riesgo la vida de los pacientes.

También señaló el documento de la Procuraduría que el testimonio de la madre de Tatiana Posada, paciente fallecida a manos de Ramos Corena en agosto de 2011, dice textualmente: “El doctor Carlos Ramos Corena le dijo a mi hija que él era cirujano plástico y que él mismo la iba a operar, el doctor Ramos Corena siempre se presentó como cirujano plástico y nunca dijo que otra persona iba a operar a mi hija Tatiana”.

Finalmente la Procuradora Regional de Antioquia señaló: “En este orden de ideas, y partiendo del hecho que no se encontró prueba alguna que indicara que el doctor Guerra Hoyos haya cometido conducta disciplinaria reprochable, ya que el implicado en ejercicio de la función pública está haciendo el control a ciertos centros estéticos, por circunstancias que fueron notorias en la ciudad, y que en últimas coincidieron con la realidad, como quiera que el médico Ramos Corena no era especialista en cirugía estética. Actuación que se convertiría en un engaño para los futuros pacientes, toda vez que así lo certificó el ente departamental que regula la material.

El concejal Guerra Hoyos se mostró satisfecho con este fallo y recordó que es una estrategia de este falso cirujano plástico acudir ante los organismos de control para tratar de impedir que se les haga el control político a sus conductas antiéticas.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: