Luis Pérez el gran ganador…


El nuevo gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez (foto), se impuso contra la maquinaria que tenían montada el gobernador Fajardo y el Grupo Empresarial Antioqueño. Esa maquinaria implicaba una campaña de desprestigio a todo nivel, orquestada desde los grandes medios de comunicación bogotanos, aceitados con un presupuesto desde la Gobernación de Antioquia, superior a los 196 mil millones de pesos. Obviamente que esta campaña explicaba las innumerables columnas de opinión en diferentes tribunas y en cadenas tan importantes como Caracol, donde su director no bajaba a Luis Pérez de corrupto.

La victoria de Luis Pérez tiene otro significado político de enorme envergadura, pues él le entregó la Alcaldía de Medellín al actual gobernador Sergio Fajardo hace doce años, quien inició una campaña de largo aliento para incrustar en el poder a unos representantes de una clase política supuestamente diferente, bajo la bandera de acabar con las “ratas de alcantarilla”, figura que emplearía en adelante para atacar a la clase política que graduó de corrupta. Más que una ideología era una campaña moralista de dividir a los dirigentes entre buenos y malos, entre ladrones y honrados y entre oscuros y transparentes. Ese discurso se agotó desde hoy y Fajardo se quedó sin sucesor, lo cual oscurece su panorama hacia la Presidencia en el 2018.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: