A fuego leeento…


  •  Una cosa es que se unan varios medios de todos los tamaños y dimensiones y promuevan y desarrollen debates imparciales con los candidatos, como lo hacen en Bogotá.
  •  Y otra muy grave lo que ha venido haciendo el gobernador Fajardo con Teleantioquia. Ha utilizado los programas en beneficio de su campaña política. El Reverbero de Juan Paz conoce de varios programadores, afines al gobernador, muy molestos con este manipuleo, el cual los ha obligado a cambiar de canal.
  • Reconocen que Fajardo tiene todo el derecho a buscar que su candidato de las predilecciones sea su sucesor, pero jugando limpio y respetando las leyes como lo pregona en todos los rincones de Antioquia.
  • Como dicen las abuelitas: – “Uno no tiene que salir a decirle a todo el mundo que es el más honrado y el más transparente. La honradez ni se pregona ni se predica, simplemente se practica”.
  • Y menos aún con todos los problemas que tiene Fajardo en Procuraduría, más las denuncias públicas que le han ventilado en el Concejo de Medellín y en la Asamblea de Antioquia. Estas denuncias no se las ha inventado sus críticos ni el Reverbero de Juan Paz. Están documentadas en el Concejo, en la Asamblea, en los organismos de control y en varias secretarías del Municipio.
  • El gobernador Fajardo y sus seguidores fajardistas de médula no se pueden defender con ataques virulentos, ni con vulgaridades. El pliego de cargos que le abrió la Procuraduría General de la Nación por el contrato minero, cedido a Manuel Antonio Mesa, esposo de su funcionaria Beatriz White, no es un invento del procurador Ordóñez.
  • La defensa de Fajardo por las irregularidades en su administración debe ser jurídica y respetuosa de la ley, la misma que él dice defender a muerte. Qué dé ejemplo en el manejo imparcial de Teleantioquia y en el respeto a las leyes. Después del lunes otro deberá ser el lenguaje en el canal regional, si quieren recuperar los televidentes que han perdido.
  • Y otro el lenguaje del gobernador Fajardo para que, como primera autoridad del Departamento, reasuma la figura de quien lidera con principios, con equilibrio y respeto por sus contrincantes, ganadores o derrotados. Ahí está la grandeza de un mandatario.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: