Al oído y en voz baja…


  • Entre directivos del Partido Liberal no se pisan las mangueras. De co-directores para abajo, todos juegan a sus intereses personales, por encima de los estatutos de la colectividad. Por eso hay militantes en todos los partidos en estas elecciones.
  • Hay dirigentes regionales del trapo rojo que no creen en sus directivas, y que van a jugar de igual manera por debajo de la mesa. Porque si ese es el ejemplo, nadie puede reclamar disciplina…
  • Pero si en el Partido Liberal llueve, en el Partido Conservador no escampa. Ahí tienen a la excandidata presidencial Marta Lucía Ramírez (foto) aterrizando en el fajardismo. Ella que también ha hablado de respetar a su colectividad y que cuando fue candidata presidencial reclamó disciplina…
  • Por todo esto es que la gente de la calle ya no respeta a los partidos. Porque en el fondo se convirtieron en refugio de intereses personalistas.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: