Un ministro solícito…


Esta polémica parece nacer de una denuncia pegada con alfileres. Pero no. Surge de un video en el cual se ve a la mamá de un niño de dos años suplicándole a un especialista que atienda a su hijo, luego de que llegara con él diez minutos tarde a la cita. Todo gira alrededor de que el niño esperó un año para esta cita. EPS Sura anunció una investigación interna. Sin embargo emitió un comunicado: “EPS Sura reitera que inmediatamente tuvo conocimiento del caso contactó a la afiliada, madre del menor, de forma tal que en menos de 24 horas se había asignado nuevamente la cita con especialista de manera prioritaria, atendiendo el requerimiento el lunes 5 de octubre de 2015”. Y dice además que de acuerdo con la IPS busca precisar qué pasó entre el tiempo que se le dio la cita, y la asignación de la misma con el especialista Pediatra Gastroenterólogo el 2 de octubre.

EPS Sura explicó que desde su nacimiento, el menor ha recibido 162 atenciones, ocho consultas con médico general y 29 con especialistas. La polémica estalla porque el ministro Alejandro Gaviria (foto) aseguró en unos trinos que es falsa la tardanza en la asignación de la cita. Y claro, calificó de “amarillismo mediático” las denuncias reveladas en los medios de comunicación, sobre la negligencia médica en el país. “La supuesta tardanza de un año y medio para conseguir una cita es falsa”, dijo el indicó el ministro.

La mamá del niño le respondió al ministro que tiene las pruebas para demostrar las constantes quejas que interpuso ante EPS Sura por negligencia en la atención médica. “Es una calumnia lo que está diciendo porque precisamente la EPS no sabe ni cómo atenderme porque se dieron cuenta que yo había llamado miles de veces. Tengo una orden que se venció porque no me dieron la cita y me dieron una nueva orden a un año de vencimiento porque sabían que no había citas”, le dijo la mujer a Blu Radio.

Llama poderosamente la atención que el ministro Gaviria sea tan solícito para defender a las EPS, y muy especialmente la de Sura, la cual pertenece al cerrado y exclusivo círculo del Grupo Empresarial Antioqueño, de cuyo entramado salió su postulación al Ministerio de Salud. Si este es un escándalo mediático, como dice el ministro, valdría la pena que se diera un pasadita por las puertas de las EPS para que sufra en carne propia lo que es pedir una cita… ¡Ah!, y para que vea ministro que la gente se sigue muriendo en las puertas de los hospitales.

El ministro dice que no va a polemizar. Claro, es mejor esconder la cabeza como el avestruz y dedicarse a recibir galardones, que afrontar los atropellos diarios de las EPS con sus compatriotas.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: