Intereses comunes…


¿Cuál es el fondo de la realidad? La gran verdad es que la carrera presidencial de 2018 ya arrancó. Vargas Lleras (foto) está en campaña desde que asumió la vicepresidencia, y los celos políticos de los liberales y de sus rivales de la U han sido permanentes. Vale recordar la propuesta del senador Benedetti para establecer en dos años la inhabilidad de un vicepresidente para ser candidato. La propuesta tenía nombre propio: Germán Vargas. Recuerden que el expresidente y senador Uribe se atravesó con el Centro Democrático, actitud que fue interpretada como un guiño de Uribe a Vargas para el 2018, en contra de las aspiraciones políticas de quienes rodean al presidente Santos. 

Para otros analistas esta confrontación es natural, porque Serpa y Barreras ven como se fortalecen las aspiraciones de Vargas Lleras. Y en carne ajena ellos mismos representan el malestar del mismo presidente Santos, quien seguramente tendrá su propia carta presidencial. En la lista de esa baraja nadie descarta al exministro de la defensa, Juan Carlos Pinzón, al titular de Agricultura Aurelio Iragorri, al jefe de las finanzas nacionales Mauricio Cárdenas y ni se diga el actual jefe negociador en La Habana, Humberto de la Calle Lombana, quien se ubicará en la línea de partida si se firman en marzo de 2016 los acuerdos con las Farc.  

Rifirrafes como estos se seguirán presentando. Sin el ánimo de defender a Vargas Lleras, en esto de jugar cartas a escondidas en la política, ni Horacio Serpa ni Roy Barreras pueden tirar la primera piedra… Sobre todo Roy que ha pasado por casi todos los partidos y ha hecho parte de casi todas las alianzas…

 

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: