Una decisión política coherente…


Sin embargo, pese a todo, Eugenio (foto) se mostró sereno. Alguien le preguntó si no hubiera sido posible un pacto de ciudad, para llegar a las toldas de Vélez. Pero respondió con seguridad, que ideológicamente no tenía otra salida. Era la decisión más acorde con sus principios y con la filosofía de su equipo de trabajo. De eso no tenía la menor duda. Le manifestó a esa persona que reconoce las calidades de Juan Caerlos Vélez, que respeta profundamente su equipo de colaboradores, pero que había tomado una decisión en conciencia que lo deja muy tranquilo. 

El Reverbero de Juan Paz continuó consultando con otras personas cercanas a Prieto, quienes manifestaron que hay un círculo que lo ha rodeado desde hace muchos años y que considera que “no tenía carta de presentación llegar a las toldas de Uribe”. Comentaron que no es trataba de un acuerdo burocrático, ni económico, sino de una decisión conceptual que estuviera de acuerdo inclusive con la posición del Partido Liberal, que hace parte de la Unidad Nacional. Otro analista dijo: – “Eugenio tampoco podía ponerse a pelear con el Gobierno, ni con Santos, ni con el liberalismo, así el partido lo hubiera dejado solo. Fue una decisión coherente y sensata”.

 

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: