Las carambolas que da la política


Hasta hace algunos días el panorama político era completamente diferente. En política lo único seguro es lo que ha sucedido. Todo lo demás está por suceder y por escribirse. La Alcaldía de Medellín terminaría sumida entre dos fuerzas polarizadas: Juan Carlos Vélez del Centro Democrático y el aspirante por la nueva coalición. Y la Gobernación de Antioquia entre otros dos candidatos polarizados: Luis Pérez Gutiérrez, por el Partido Liberal, Partido Conservador, Cambio Radical, la mayoría de congresistas de la U, y Federico Restrepo; y Andrés Guerra el candidato del CD.

Pero otra paradoja de esta sorpresiva política, es que los empresarios del Sindicato Antioqueño, aliados de Uribe, aquellos que lo visitaron en su finca liderados por Manuel Santiago Mejía el pasado 21 de junio y pactaron con él un acuerdo para sacar del camino a Liliana Rendón, están ahora en el otro flanco, dispuestos a darle la pelea contra Juan Carlos Vélez. Y miren, Federico Gutiérrez, a quien tanto le coquetearon en el Centro Democrático, una de las personas más admiradas por el expresidente Uribe, resultó un general para dar la batalla y está dispuesto a poner en apuros al candidato de quien lo apoyó en la pasada contienda para la Alcaldía y quien además sigue siendo su amigo cercano.

Otra gran paradoja, es que en esta coalición, apadrinada por el presidente Santos, el gobernado Fajardo, el alcalde Gaviria y el apoyo del GEA, se destaca el mayor opositor a la actual administración, Federico Gutiérrez; Alonso Salazar, un crítico oportunista y un defensor coherente de Abíbal Gaviria, Eugenio Prieto. Por eso dicen que en toda coalición hay que tragar sapos…

 

Foto tomada de http://www.fotosimagenes.org

 

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: