A fuego leeento…


  • Dura la derrota de Colombia en el seno de la OEA. Aunque sacó 17 votos a favor, esta jornada demuestra que la canciller Angela Holguín no tenía clara la posición de los países caribeños, que siguen a morir la línea de Maduro.
  • Después de esta derrota en la OEA, no vale la pena insistir en Unasur, donde mandan a su antojo Nicolás Maduro y Rafael Correa. Es fácil pronosticar qué pasaría en Unasur, si se mira cómo se comportaron en la OEA los 12 países que integran el organismo donde se refugia el expresidente Samper como cómplice del chavismo…
  • Y el “conejo” que le amarró Panamá a Colombia, no es más que la cuenta de cobro por aquella desastrosa decisión del ministro Cárdenas cuando declaró a Panamá paraíso fiscal… Dicen que se movió más Maduro desde Vietnam, para mover la votación en la OEA, que el mismo gobierno colombiano…
  • Y prepárense: Ecuador puede dar otra sorpresa, porque su situación económica va barranco abajo… Lo de ahorta puede ser un campanazo…
  • Ni bobo que fuera Uribe. El expresidente está defendiendo a muerte a los colombianos en la frontera. El sabe que tiene el derecho a defenderse también de todos los ataques de Maduro. Políticamente eso lo beneficia, porque además el hombre aprovecha que Santos ha sido lento en sus reacciones.
  • La próxima encuesta revelará que la favorabilidad de Uribe se encaramó. Y Uribe sabe que ese cuento le va a ayudar mucho más en las elecciones territoriales, especialmente en Antioquia y Medellín.
  • Curiosa la posición del senador liberal Horacio Serpa frente al caso de la humillación de los colombianos por parte del tirano dictador de Venezuela, Nicolás Maduro…
  • Hoy Colombia dice: a Maduro hay que darle duro (…) Vamos a hacer la paz en Colombia. Con Venezuela, sin Venezuela o contra Venezuela”, dijo Serpa en el congreso en Cartagena de la Internacional Socialista.
  • ¿Será que Serpa plantea que el gobierno e Venezuela deje de ser tan protagonista en el proceso de La Habana? Vale recordar que el tema no es de poca monta, si se tiene en cuenta que las Farc se pusieron de lado de Maduro y pidieron “respetar la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela”.
  • La enérgica posición de Serpa también puede plantear un rompimiento con su viejo amigo el expresidente Samper, quien le dio un bofetón a los colombianos humillados en la frontera.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: