El pantano venezolano


El columnista Jaime Jaramillo Panesso (foto) hace un análisis de lo que ha sido históricamente la frontera entre Venezuela y Colombia. Dice que venezolanos y colombianos han convivido sin límites. Y que al camionero presidente Maduro se le fue la mano en los atropellos. 

“Lo que ocurre en Caracas rebota en Bogotá. Desde la derrota de Simón Bolívar en Puerto Cabello y el terremoto en la capital de Venezuela, a los colombianos nos une el mismo cordón umbilical con los venezolanos, pues nacimos en la misma República de la Gran Colombia. La frontera entre ambos países ha sido fluida, abierta y más porosa que con otros estados de la vecindad”. (Lea la columna completa).

 

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: