Cuando los menores son las mayores víctimas


El columnista Jaime Jaramillo Panesso (foto) escribe sobre el reclutamiento de menores por parte de las Farc. Analiza sus contradicciones y los alcances de este crimen de guerra, desde el derecho internacional.  

“Dijeron las Farc en febrero del 2015 que no reclutarían menores de 17 años de esa fecha en adelante. Como no es posible verificar esa determinación, la opinión pública queda en babia. Se muestra como una declaración propagandista incomprobable. Reclutar menores para la violencia armada contra el Estado y la comunidad civil es un doble delito: secuestro desde el código penal y crimen de guerra desde el derecho internacional. Las Farc suman a sus filas niños y niñas que realizan labores de vigilancia, espionaje, rancho o cocina, acarreadores de munición y avituallamiento. Según su estatura y desarrollo muscular van al combate. Si son niñas, además de lo anterior, operan como amantes forzadas de los comandantes o varones combatientes. Pero no siempre la leva de menores es contra su voluntad”. (Lea la columna completa).

 

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: