El juicio secreto a Liliana Rendón


Por Guillermo Mejía Mejía

El exmagistrado del Colegio Nacional Electoral hace un análisis jurídico, no político, de la situación del Centro Democrático y de su candidata Liliana Rendón. Dice que “Una de las conquistas más grandes de la historia, fue la humanización del derecho penal luego de la aparición del libro de Cesare Beccaría (1738-1794), “De los delitos y de las penas”. Este autor italiano propugnó por la abolición de la pena de muerte, los tormentos como métodos para obtener confesiones, el debido proceso y sobre todo la limitación del arbitrio judicial. En el derecho penal antiguo, el juez no estaba atado a un texto legal, al tipo, sino que, por el contrario, generaba, motu proprio, leyes penales inexistentes al momento del fallo”. 

Dice que en ningún momento a Liliana Rendón le aplicaron los estatutos para bajarla legalmente del aval. Argumenta que “De un tajo, esta funcionaria del Partido CD, (la veedora), por sí y ante sí, como los jueces del antiguo derecho penal, decide que una candidata que cumplió con todos los requisitos establecidos en los estatutos y a quien no se le hizo un juicio público como lo ordenan los mismos, ni tampoco se analizó previamente la conveniencia de su candidatura como reza el artículo 24 que habla del protocolo de calificación, no tendrá el aval del partido”. (Lea el análisis completo).

 

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: