De la arena política al escenario jurídico


Todo parece in dicar que la candidata a la Gobernación por el Centro Democrático, Liliana Rendón, dará la pelea hasta las últimas instancias, para reclamar el aval del partido. Liliana ha dicho en varios escenarios que seguirá hasta el final, tal cual se lo ha prometido a sus seguidores, desde que tenía la palabra del expresidente Uribe. Para mañana martes citó a rueda de prensa en su sede de la Avenida Bolivariana, a la cual asistirá en compañía de su asesor jurídico, el exmagistrado Guillermo Mejía Mejía (foto).

Eso quiere decir que la pelea por el aval de Liliana Rendón se trasladará del campo político al escenario jurídico. En diálogo con El Reverbero de Juan Paz, el exmagistrado analizó la carta que le envió a Liliana Rendón la veedora del CD, Mery Becerra, en la cual le niega el aval. (Lea la carta textual). Mejía Mejía dice que “esa carta deja muchos interrogantes. El primero de ellos es que el artículo 107 constitucional solo autoriza a negar el aval a los candidatos por la comisión de delitos taxativamente enumerados: la vinculación a grupos armados ilegales, actividades del narcotráfico; delitos contra los mecanismos de participación democrática y delitos de lesa humanidad. Lo mismo repite el artículo 10, numeral 5°, de la ley 1475 de 2011. Y hasta donde yo sepa la doctora Liliana Rendón no está investigada, ni mucho menos condenada, por ninguno de ellos.

“El segundo interrogante se refiere al alcance que le da ese partido al principio “verdad sabida y buena fe guardada”, pues la Constitución Nacional (art. 268) solo admite su aplicación en el caso de las Contralorías cuando solicitan al nominador, bajo su responsabilidad, la suspensión temporal de determinado funcionario investigado mientras se termina la investigación. La Corte Constitucional dice que sin embargo, el ejercicio de esta potestad está supeditado a que exista prueba sobre la determinación del daño patrimonial al Estado, la estimación de la cuantía y la identificación de los presuntos responsables fiscales. O sea que no es una medida que se pueda aplicar arbitrariamente. En el caso de organizaciones privadas como clubes sociales o logias, la Corte es celosa en que el principio se puede aplicar pero respetando un mínimo de garantías. Para el caso, esta última consideración no aplica pues los partidos no son entes privados.

“Son organizaciones políticas cuya regulación es constitucional y legal y sus estatutos son parte del ordenamiento jurídico nacional. Pero, en todo caso, tratándose de entes públicos como son los partidos, se debe garantizar en todo caso el debido proceso.

El tercer interrogante se presenta frente a los estatutos mismos del Centro Democrático, pues por lo menos la aplicación de ese principio de “verdad sabida y buena fe guardada” no se encuentra contemplada en éstos, en los que están colgados en la página web. Si hubo una posterior modificación de ellos, se debe haber sometido a la aprobación del Consejo Nacional Electoral, este organismo discutirla y aprobarla y luego publicar la respectiva resolución en el Diario Oficial, por tratarse de una norma erga omnes. Por lo menos en el Diario Oficial no aparece tal modificación estatutaria.

Y el cuarto interrogante se refiere a la afirmación de la Veedora del Partido, la señora Mery Becerra Gómez, cuando dice que tiene fundadas razones para advertir que su aspiración a la Gobernación de Antioquia no es la mejor opción de acuerdo a las circunstancias del momento, creo que viola una reglamentación interna del Partido Centro Democrático, que establece la política de privacidad y protección de datos personales de dicho partido, reglamentada dicha privacidad en la Resolución Nro. 034 de 26 de mayo de 2015, firmada por el Director del Partido, Oscar Iván Zuluaga. Allí se establece cómo se deben manejar los asuntos privados y secretos del Partido, cuyas normas no se tuvieron en cuenta para el caso de Liliana Rendón. En resumen parece que los motivos para no darle el aval a la candidata son solo consejas, chismes y presión de grupos económicos.

Finalmente la veedora no hizo ninguna alusión al proceso de selección de la candidata, lo que da a entender que lo encuentra correcto”.

compartelo

One thought on “De la arena política al escenario jurídico

  1. alvaro duque muñoz

    Hay mucho que mirar, ver analizar y ya no hay tanto tiempo, tiene que ser hoy que se decida, que pasara con el CD, con estas cargas y personas ( F.V.C.) ¿que obstruyen el proceso?

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: