¿Se pueden evitar las tragedias en Antioquia?


Con profundo dolor, como ser humano y como antioqueño, recibió el aspirante a la Gobernación de Antioquia, Carlos Mario Montoya (foto), la tragedia que enluta a Departamento. En varias oportunidades ha sido Amagá y otros municipios de tradición minera. También la sufrió Bello, recientemente fue Andes, la semana pasada Valdivia y esta semana Urrao y Salgar, aunque esta última fue la más afectada, donde el desbordamiento de la Quebrada la Liboriana arrasó con el corregimiento Las Margaritas y dejó hasta el momento 78 personas muertas.

“Nos embarga un sentimiento de dolor, este es un momento de profunda tristeza que nos debe hacer reflexionar sobre lo que se está haciendo en el Departamento en materia de prevención y mitigación de riesgo” dijo Carlos Mario Montoya, exdirector del Dapard. Desde ese cargo, Montoya Serna fue el encargado de hacer una microzonificación de Antioquia, estrategia que permitió empoderar a los Comités Locales de Prevención y Atención de Desastres y a los diferentes organismos que atienden emergencias, para que hicieran una evaluación clara de los riesgos que se presentaban en sus zonas y desde la administración municipal se priorizaran obras que mitigaran ese tipo de riesgos.

Para el dirigente conservador es importante que se retome ese tema, porque es desde allí donde se define con claridad cuáles son las zonas de riesgo. “Siempre estaremos expuestos a los fenómenos naturales, pero de nosotros depende qué tanto nos afecten. Antioquia necesita con urgencia implementar acciones que permitan la mitigación del riesgo que permitan minimizar los efectos de las tragedias” aseguró el aspirante a la Gobernación. Para el caso de Salgar, es importante que haya claridad con respecto a cuáles entidades y qué personas harán parte del Puesto de Mando Unificado, pues lo importante es definir funciones específicas para cada uno de los integrantes. 

Una vez se tenga definido el PMU, la prioridad es reestablecer el servicio de agua potable, porque de no tenerlo se pueden presentar enfermedades que complicarían la atención de la emergencia y la post emergencia. Adicional a ello, se debe activar el sistema de salud y el tema de albergue para los afectados, para finalmente disponer de una reserva importante de todo tipo de suministros para atender la post emergencia, porque esta fase es más larga y generalmente pasa el sentimiento de solidaridad y la gente abandona a quienes fueron afectados por la contingencia.

Foto tomada de http://www.fotosimagenes.org

 

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: