¿Vargas a la plaza pública?


¿Convicción u oportunismo político? Esa es la pregunta que se hacen los colombianos, sorprendidos por la reacción del vicepresidente Germán Vargas Lleras (foto) ante la masacre de 11 soldados por parte de los terroristas narcotraficantes de las Farc. Vargas fue el primero en salir a exigir que se le pongan fechas determinantes al proceso de La Habana. Aunque algunos congresistas sostienen que una declaración de este calibre no la da un vicepresidente sin haber consultado con el Presidente, Vargas habló por todos los medios. Hasta por la voz de la conciencia. Fue tan contundente, que algunos políticos recordaron al Vargas Lleras de la época de la república del Caguán, que algunos llamaban Kaguanistán.

Las palabras de Vargas Lleras llaman poderosamente la atención, porque el ahora vicepresidente nunca había dicho ni mú sobre el proceso de La Habana. Tan solo se recuerda que en el 2013, cuando renunció al Ministerio de Vivienda para meterse de cuerpo y alma en la campaña de la reelección, se le enfrentó al Alto Comisionado Sergio Jaramillo, porque este pidió información sobre el servicio de agua potable en zonas rurales, para llevarla a la mesa en La Habana. – “Es inadmisible que el tema del agua potable a nivel rural termine siendo el resultado de un acuerdo de las negociaciones en La Habana”, dijo Vargas muy molesto. Pero la discusión no pasó de esa frase. Y ahora volvió al ruedo, exigiendo fechas concluyentes en el proceso de paz.

Foto tomada de http://www.fotosimagenes.org

 

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: