Pastrana se salió con la suya


El expresidente Andrés Pastrana, con mentiras o verdades, logró sus objetivos. Le hizo perder los estribos al expresidente César Gaviria, con aquella calificación como “eslabón perdido del Proceso 8.000”; cubrió con un manto de duda la elección de Serpa como cabeza de lista al Senado; volvió a poner en evidencia la llave Samper-Gaviria-Serpa en el control de Partido Liberal que permitió la reelección de Simón Gaviria en la Dirección del PL y finalmente desenterró al exembajador Myles Frechette y al exdirector de la DEA Joe Toft…

Myles Frechette, uno de los peores enemigos del entonces presidente  Samper, dijo el martes en la mañana a varios medios que es inexplicable e inaceptable que el entonces presidente de Colombia, César Gaviria, no conociera de la infiltración del narcotráfico en la campaña de Samper. O sea que él no cree que Gaviria no supiera… Y Joe TofT reconoció que Gaviria sí se demoró con los narcocasetes. Ahora, una pregunta que Pastrana no ha querido responder: – ¿Por qué se guardó esa carta de los hermanos Rodríguez Orejuela desde el año 2.000?

Continuar leyendo la edición No 13

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: