A fuego leeento…


  • Las Farc le pidieron al Gobierno que desclasifique la información y los archivos sobre el conflicto. ¿Y el Gobierno les debe pedir a las Farc que le entreguen todos los computadores y los emails para hacer un buen recuento de la verdad histórica?
  • Claro, es el juicio de las Farc al Estado y a la sociedad. ¡Hay que rendirles cuentas! Por eso es el desfile de generales por La Habana. ¡Qué vergüenza!
  • ¿Qué lavará la imagen de la justicia en el país, si aquí se le echa tierra a cada escándalo? En el fondo todo se mueve alrededor del tráfico de influencias… Y de contratos multimillonarios.
  • ¿Por qué Presidencia de la República no le cuenta al país, cuánto le costó el foro por la paz en España y a quiénes les pagó y cuánto? ¡Las cuentas claras!
  • ¿No se dieron cuenta que Héctor Quintero y Luis Norberto Guerra se retiraron de la rueda de prensa de Juan Carlos Vélez y Juan Fernando Jaramillo, en el acto más importante de la escogencia del candidato único del CD para la Alcaldía de Medellín? ¿Hasta allá ha llegado la división en el CD?
  • Desde afuera los observadores desprevenidos contemplan la división que hay en el Centro Democrático. Hasta se nota en la cúpula del partido acá en Medellín. Así lo comentan los aspirantes al Concejo de la ciudad.
  • Por donde se le mire, el CD es un despelote. No hay unidad de partido. Pese a ser una colectividad tan joven, flotan en su superficie ambiciones, ínfulas como si se tratara de un viejo partido con los peores vicios de vieja data… Esa es la verdad.
  • Representantes y senadores que ni trabajaron por su curul. Uribe los llevó en andas. Y ahora se sienten con el derecho a dividir al partido. Y sin votos, que es lo peor. El Reverbero de Juan Paz publicará mañana en la noche varias de esas realidades. Ya lo leerán…
  • Ejército recuperó 105 reses robadas por las Farc. Pretendían matarlas para comercializarlas en el Cesar. Los 105 animales provenían de la frontera con Venezuela y estaban siendo transportados por miembros del frente 41 de las Farc que las conducían por la Serranía del Perijá y los alcanzaron a llevar hasta el corregimiento de la Bodega en el municipio de la Paz. Los delincuentes pretendían matarlos para comercializar la carne en expendios ilegales del Cesar.

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: