El diálogo de los sordos


En diferentes estamentos del país se siembra la idea de que es necesario un clima diferente, en la medida en que avanzan las conversaciones de La Habana. En otras palabras, aunque el proceso vaya a paso lento, los colombianos debemos rodear a la institucionalidad. ¿Y saben por qué? Porque nunca antes el país había llegado a tal grado de polarización, el cual marcó el máximo nivel con la torpe decisión del presidente del Congreso, José David Name (foto), de prohibir el viaje de una delegación del Centro Democrático a Washington a hablar del proceso de paz, encabezada por Uribe, mientras permitía otra de la izquierda a Cuba y a España liderada por Iván Cepeda.

¿Cómo bajarle la temperatura a estos enfrentamientos? Dos fuentes diferentes de Palacio le comentaron a El Reverbero de Juan Paz, que “el Centro Democrático entendió que sin este movimiento no se puede firmar la paz, y por eso han arreciado las críticas. Y mientras el presidente Santos pretende moderar el lenguaje, el expresidente y senador Uribe lo endurece. La misma línea han asumido quienes siguen sus pensamientos. Aunque quienes rodean a Santos le echan leña al fuego, como Roy Barreras, el copresidente de la U, quien ha sido el más crítico de Uribe en los últimos días a raíz de la entrega de María del Pilar Hurtado”. A Roy sólo le ha faltado decir que Uribe ordenó las chuzadas, comentó otro senador de la U.

Foto tomada de http://www.fotosimagenes.org/

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: