Otro castigo apenas insinuado…


Hay un detalle sobre la respuesta de Estados Unidos: No le dieron tiempo y espacio a Samper para que reaccionara ante la petición de Nicolás Maduro (foto), quien indudablemente fue clave para el nombramiento del expresidente en ese cargo, en consonancia con el Gobierno de Santos. Pero Estados Unidos le envió otro mensaje a Maduro: Una cosa son las relaciones diplomáticas y otra la situación interna del país en materia de derechos humanos.

“Los profundos problemas económicos y sociales que Venezuela está experimentando no tienen nada que ver con el estado de las relaciones entre los dos gobiernos”, respondió un vocero de Washington. Y más adelante soltó una frase con la cual sacó de taquito a Samper: “Mantenemos relaciones diplomáticas con el Gobierno de Venezuela y es bienvenido a comunicar los asuntos de la relación directamente a nosotros a través de esos canales diplomáticos”. ¡Plop!

Foto tomada de http://www.fotosimagenes.org/

 

compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: